Blog Section

Ampollas




Una ampolla es una protuberancia en la piel que contiene líquido. Suelen tener forma circular. El líquido que sc forma debajo de la piel puede ser transparente o sanguinolento. Ocurren comúnmemente en los pies o las manos.

En general se producen cuando las manos o los pies frotan contra algo (como por ejcmplo cuando se usa una herramienta durante mucho tiempo o se estrenan botas o zapatos nuevos).

FORMACIÓN

Los sintomas de una ampolla pueden parecerse a los de otras condiciones de la piel o problemas médicos. Pueden ser producidas por lesiones, reacciones alérgicas o infecciones.

TRATAMIENTO

Las ampollas a menudo se curan dc manera natural. El tratamicnto varia según la causa. Si estamos ante uno de los casos más graves, el médico debe primero determinar qué tipo dc lesión aparece dentro de la erupción.

Las erupciones pueden estar compuestas de máculas, parches, pápulas, placas, nódulos, pústulas, bullas o vesículas. Basándose en el tipo de lesión que se observa en la erupción, la historia de ésta y su ubicación, el médico podrá determinar las posibles causas de la misma y su tratamiento.

NO ROMPA LAS AMPOLLAS

Esta acción aumenta la posibilidad de infección. Las ampollas tienden a secarse solas y la piel se desprende de una a dos semanas. Mientras tanto, es conveniente proteger el área colocando un esparadrapo con un agujero cortado en el centro sobre la ampolla.

CONSEJO

  • Casi todas las heridas, incluidas las ampollas, deben mejorar cada día que pasa. Si con el paso del tiempo, aparecen signos de infección (enrojecimiento, calor, inflamación y dolor intenso) y el líquido que sale de ella no es transparente o tiene mal olor, debe solicitar ayuda a un profesional.
  • Si la ampolla se rompe accidentalmente, es recomendable recortar la piel suelta. Es bueno mantener limpia la superfície lavándola dos veces al día con un jabón antibacteriano.

EVITAR SU APARICIÓN

Lo más sencillo para evitar que surjan en los pies consiste en procurar que los zapatos no queden demasiado apretados o demasiado flojos. Los zapatos demasiado rígidos o apretados presionan los pies y producen roces, mientras que los zapatos flojos hacen que el pie se deslice dentro del zapato y producen roces.

VESÍCULA

Es una pequeña ampolla llena de líquido cuyo tamaño oscila entre la punta de un alfiler hasta 5 ó 10 milímetros de diâmetro. Por regla general, el término vesícula se utilizado para referirse a una ampolla
pequeña, mientras que el término bulla se utiliza para describir una ampolla de mayor tamaño.

ÚLCERA BUCAL

Sólo se presentan dentro de la boca, no son contagiosas y, algunas veces, se presentan como resultado de trauma (morderse por dentro del lábio, quemarse con alimentos calientes), aunque también se pueden presentar de manera espontânea.

AMPOLLAS POR FRICCIÓN

Las ampollas por friccíón aparecen con relativa frecuencia cuando el pie tiene que habituarse a algunos cambios, como pueden ser: la iniciación en el deporte, un aumento en la actividad el cambio de calzado habitual o por la confluencia de varios de estos factores.

LA EQUINÁCEA

Uno de los remedios para acabar con las ampollas es el uso de esta planta. El empleo de la equinácea en el tratamiento de las ampollas y otro tipo de heridas se debe a sus propiedades bacteriostáticas y antiinflamatorias. Se administra en forma de apósitos impregnados con tintura de equinácea diluída en apua en proporción una a tres.

ALOE VERA

Es una planta cicatrizante y está especialmente recomendada en caso de ampollas por quemaduras. Puede aplicarse gel de aloe vera sobre la ampolla sin ningún temor, ya que actuará con rapidez y la curación será más eficaz.

REMÉDIO CASERO

  • En vez de reventar una ampolla, se debe utilizar una bola del algodón empapada en Hamamelis virginiana para limpiar el área al menos cuatro veces al día, o siempre que tenga la ocasión. El Hamamelis contiene taninos astringentes que absorben el líquido de la ampolla y alivian el dolor aumentando la circulación. También contiene alcohol, que tiene un efecto secante.