Blog Section

Cálculos renales




Un cálculo renal es una masa sólida que consiste en una colección de pequenos cristales. Pueden estar presentes uno o más cálculos al mismo tiempo en el riñón o en el uréter. No siempre está claro su origen, pero una cosa está clara: provocan un intenso dolor.

Actualmente, se disponen de muchas técnicas para combatir los cálculos renales, aunque los especialistas sostienen que, una vez que se ha padecido un cálculo, las posibilidades de volver a presentar outro aumentan, y, cuando esto ocurre, las posibilidades dc un tercero aumentan aún mucho más.

ANTE TODO AGUA

Sea cual fuere el tipo de cálculo renal que se padece, es conveniente incrementar el consumo de agua, que diluye la orina e impide que sales y minerales alcancen concentraciones elevadas y formem un cálculo renal. La cantidad de líquido a beber debe ser suficiente para orinar unos 2,2 litros por día.

CALCIO COM ROLADO

La casi totalidad de los cálculos renales están constituidos por calcio o productos cálcicos. Por consiguiente, debe vigilarse la ingestión de este elemento. Además, deben reducirse, si no eliminarse, los alimentos ricos en calcio como la leche, el queso, la mantequilla y otros produtos lácteos.

EL PAPEL DE LOS MEDICAMENTOS

Algunos antiácidos de amplio uso tienen un contenido muy elevado en calcio.

COMBATIR EL SEDENTARISMO

Las personas inactivas tienden a acumular calcio en la sangre. La actividad ayuda a devolver el cálcio a los huesos, que es donde debe estar.

Por consiguiente, el ejercicio físico es una de las medidas más eficaces para evitar la recurrencia de los cálculos renales.

EL CÁLCULO RENAL: QUÉ HACER

  • Si se ha sufrido un cálculo renal debemos encomendamos a un médico para somternos a los oportunos análisis y tratamientos.
  • La terapia mediante onda de choque y otras técnicas no invasivas, como el tratamiento con laser, no causan dolor.
  • También se puede prescribir medicación para evitar lo recurrencia de los cálculos renales.

EL MAGNÉSIO Y LA VITAMINA B6

Un suplemento diário de magnesia disminuye drasticamente la recurrencia de cálculos renales. Por su parte, la vitamina B6 puede reducir los niveles de oxalato en la orina.

LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA A

En cualquier tipo de cálculo renal, la vitamina-A es necesaria para mantener la integridad del tracto urinário y disminuir las posibilidades de que se formen nuevos cálculos renales, aunque su ingesta debe hacerse bajo control médico porque la vitamina A es tóxica a grandes dosis.

OTRAS VITAMINAS QUE DEBE VIGILAR

Si existe propensión a desarrollar cálculos de oxalato de calcio, se debe restringir el consumo de vitamina C, ya que dosis elevadas de esta vitamina pueden aumentar la producción dc oxalato.

Tampoco es aconsejable tomar demasiada vitamina D. Asimismo, cantidades execsivas de vitamina O pueden producir un exceso de cálcio en todo el organismo.

LO PROHIBIDO: PROTEÍNAS Y SAL

Hay una correlación directa entre la incidencia de cálculos renales y la cantidad de proteínas ingeridas. Las proteínas aumentan la concentración de ácido úrico y de fósforo en la orina, los cuales favorecen en determinadas personas la aparición de cálculos renales. Debe controlarse, por tanto, la ingestión de alimentos ricos en calorias.

EL JUGO DE ARÁNDANOS

  • Se dice que el jugo de arándanos es bueno para las enfermedades del riñón y los cálculos renales.
  • Algunos expertos creen que es posible que el jugo ácido de los arándanos acidifique la orina, lo que impediria la formación de cálculos de cálcio, aunque no creen que pueda beberse suficiente cantidad para acidificar la orina.