Blog Section

Caspa

Caspa - Caspa


La caspa, cuyo nombre científico es Pityriasis cupitis, es la formacíón excesiva de hojuelas o costras de piel muerta formada en el cuero cabelludo.

A pesar de que es normal que las células de piel se mueran y formen hojuelas, algunas personas, ya sea cronicamente o como resultado de ciertas condiciones, padecen una cantidad anormal de este tipo de excrecencias que, además de provocar molestias, son antiestéticas.

La caspa es un problema frecuente. Los dermatólogos opinan que casi todo el mundo la padece en cierto grado, y los peluqueros afirman que es una de las quejas más comunes cn relación con el cuero cabelludo. Veamos algunas formas sencillas dc combatirla.

NO LA SUFRA, SEA ACTIVO

Dejar que la caspa se convierta en un problema permanente e irresuelto provoca un círculo vicioso de picores y rascado que causa una mayor descamación del cuero cabelludo.

Puede darse el caso de que un rascado excesivo provoque lesiones e incluso infecciones.

EL CASO EXTREMO

La caspa muy severa puede ser una enfermedad que se conoce con el nombre de dermatitis seborreica, cuyos principales sintomas son la irritación del cuero cabeludo, la escamosidad espesa y resistente a los champúes, una costra amarillenta y manchas rojas, especialmente en el cuello. La dermatitis seborreica debe tratarse médicamente.

ES IMPORTANTE CUIDAR LA HIGIENE

El lavado frecuente con champú, a veces diariamente, es muy efectivo para controlar la caspa. A menudo un champú suave puede resultar efectivo.

En general, la causa de la caspa reside en un cuero cabelludo muy graso.

Si en el lavado se mezcla este tipo de champú con una cantidad equivalente de agua destilada se podrá controlar la grasa sin causar una agresión al cuero cabelludo.

En caso de que esta fórmula no dé resultado debe cambiarse a un champú que contenga una fórmula antícaspa.

EL ALQUITRÁN

En casos persistentes puede ser útil un champú con base de alquitrán. Debe enjabonarse el pelo com este tipo de champú y dejar que actúe durante 5-10 minutos.

Hasta hace poco estos champús tenía un olor muy desagradable. Las fórmulas hoy disponibles han mejorado notablemente en ese aspecto.

Si los champúes con base de alquitrán o cualquier otra preparación para la caspa resultan demasiado fuertes para el uso diário, deben alternarse con champúes normales.

COMO ENJABONARSE

Cuando se utiliza un champú contra la caspa hay que enjabónese el pelo dos veces. En la primera ocasión hay que dejar el champú durante un tiempo para que este pueda actuar y enjugarse cuidadosamente.

En la segunda ocasión debe hacerse de forma más superficial para que los restos de champú en el cuero cabelludo actúen hasla la siguiente ducha o baño.

HASTA EL GORRO

Hay quien opina que es conveniente ponerse un gorro mientras está aplicado el champú y mantenerlo puesto durante una hora.

Transcurrido ese plazo se procede a enjuagarse con normalidad.

LA UTILIDAD DE CAMBIAR DE CHAMPÚ

La piel tiende a adaptarse con facilidad a los ingredientes del champú, por lo cual para mantener la efetividad es conveniente cambiar de marca con cierta frecuencia.

EL MASAJE

Es conveniente ayudar a la acción del champú, masajeando con las puntas de los dedos para ayudar a aflojar las escamas y láminas. Este masaje debe realizarse con cuidado, y en ningún caso rascarse, ya que se pueden provocar heridas y la posibilidad de infecciones.

IL TOMILLO

Por sus propiedades antisépticas el tomillo es muy adecuado para el tratamiento de la caspa. Para su utilización se deben hervir cuatro cucharadas de tomillo seco en dos tazas de agua durante 10 minutos.

Concluido el plazo, se filtra la infusión y se deja enfriar. Se vierte entonces la mitad sobre el cabello limpio y húmedo, asegurándose de que cubre el cuero cabelludo. A continuación se masajea suavemente.

ACONDICIONADORES

Algunos champúes para la caspa pueden resultar cxcesivamente agresivos para el cabello.

Es recomendable contrarrestar su efecto negativo con un acondicionador después de cada lavado.

TIPOS DE CHAMPÚES

Los champúes para lo caspa se clasifican según sus ingredientes activos, los cuales actúan de diferentes maneras.

Los expertos opinan que los que contienen sulfuro de selenio o piritiona de cinc actúan con mayor rapidez y modifican la velocidad de multiplicación de las células del cuero cabelludo.

  • Los champúes que contienen ácido salicílico y sulfuros aflojan la escamosidad, que se desprende al lavarse con mucha facilidad.
  • Los que contienen agentes antibacterianos también la eliminan y reducen la probabilidad de una infección.
  • Los que contienen alquitrán retrasan el crecimiento de las células.

EL EFECTO BENÉFICO DEL ACEITE

Usándolo con prudencia y mesura, es aconsejable efectuar de vez en cuando un tratamiento con aceite caliente, puesto que ayuda a aflojar y ablandar las costras de caspa.

  • Para hacerlo debe calentarse un poco de aceite de oliva hasta que esté templado.
  • Con el cabello humedecido se aplica el aceite sobre el cuero cabelludo con un cepillo o un disco de algodón.
  • A continuación hay que ponerse un gorro de baño y dejar que actúe durante media hora.
  • Acabado ese plazo, es momento de lavar el aceite con un champú para la caspa.

EL EFECTO BENÉFICO DEL SOL

Una exposición moderada al Sol contribuye a controlar la caspa.

Los rayos ultravioletas tienen un efecto antiinflamatorio directo sobre las pieles escamosas; esta es la razón por la cual en verano la caspa es significativamente menor.

PACIENCIA

Como ante cualquier otro problema persistente y molesto, la paciencia y la buena disposición psicológica resulta ser un gran aliado. El estrés siempre es un enemigo peligroso.

UN CONSEJO

El problema de la caspa es diferente en cada persona. Por ello, y porque es un problema crónico, lo más recomendable es acudir a un especialista y armamos de paciencia para vencer tan molesto problema.