Blog Section

Cólicos

Cólicos e1392032623561 - Cólicos


Casi todos los bebés pasan por un período en el que son quisquillosos o melindrosos. Cuando el llanto dura más de três horas y no es causado por ningún problema medico se le llama eólico. Este fenómeno se presenta en casi todos los bebés y lo único que lo diferencia es el grado.

Los cólicos usualmente comienzan al final de un largo día cuando el bebé tiene justo la edad en que la falta de sueño de los padres ha empezado a arraigarse. El bebé deja de ser ese bebé maravilloso, callado, pacifico y comienza a gritar todas las noches.

El nino con eólico tiende a estar inusualmente sensible a la estimulación. Algunos bebés cxperimentan una incomodidad mayor por los gases intestinales, algunos lloran de hambre, otros por comer demasiado. Algunos niños, que están siendo amamantados no toleran algunos alimentos en la dieta de la madre, o lo que se alimentan con biberón no toleran las proteínas de la leche de fórmula. El miedo, la frustración o hasta la excitación pueden llevar a la moléstia abdominal y el cólico.

El momento varia, pero el cólico usualmente afecta a los bebés inicialmente durante la tercera semana de vida llegando a su máximo en alguna parte entre la cuarta y la sexta semana. Después de aproximadamente la sexta semana de vida, generalmente comienza a mejorar lento pero seguro y, en general, ha desaparecido para la duodécima semana de vida. Cuando el cólico todavia es fuerte a las doce semanas, es importante considerar otro diagnóstico (como reflujo).

Aunque ninguno de los remedios que a continuacíón se ofrecen curará los cólicos, la mayoría ha proporcionado de algún modo un alivio a los sufridos padres y, por supuesto, al niño que padece los cólicos.

ALÍESE CON LOS ELECTRODOMÉSTICOS

  • Por alguna extraña razón, a los bebés con cólicos les agrada el ruido producido por las aspiradoras y les calma. Hay padres que han grabado en una casete dicho ruido, y cuando el bebé sufre un ataque de cólicos, la ponen en marcha. Otros comienzan a pasar la aspiradora mientras tienen al bebé en brazos.
  • Otra opción que misteriosamente funciona es colocar ai nino en su si lia al lado de la secadora de la ropa para que este perciba a través de la silla el zumbido y las vibraciones que la secadora produce.

EL ERUCTO

Algunos niños con cólicos tienen más gases intestinales de lo normal y además dificultades para cruciar. La posición del niño al alimentarse debe ser recta y hay que ayudarlo a eructar con frecuencia. Cuando está tomando el biberon, debe hacerse después de cada 30 g de alimento ingerido.

EL MOVIMIENTO

Todos los dispositivos que implican algún tipo de movimiento son buenos para el bebé con cólicos. Muchos niños permanecerán tranquilos, al menos mientras se balancean, dando un respiro a sus sufridos progenitores o cuidadores.

PASE AR AL NINO

Algunos especialistas opinan que merece la pena intentar el siguiente remedio: se extiende el antebrazo con la palma de la mano hacia arriba, se coloca al bebé boca abajo, con la cabeza apoyada en la palma de la mano y las piernas a ambos lados del codo. Se 1e sujeta con la otra mano y, de esta forma, se dan paseos por la casa.

ENVOLVERLO

Enfajar al bebé con una manta ejerce un efecto calmante. Este método, muy popular en algunas culturas, ayuda a aliviar los cólicos, y no es perjudicial para el bebé, que desea un contacto físico.

LA LECHE DE VACA

Muchos especialistas son de la opinión de que los cólicos están causados por la leche de vaca que se transmite a través de la leche de la madre durante el período de lactancia. Aunque la relación de causa efecto no es segura, se recomienda eliminar la leche de la dieta de las madres y observar los resultados. Si los cólicos desaparecen, no hay que hacer nada más.

EL CONTROL DE LA DIETA

Lo dicho en el apartado anterior con respecto a la leche de vaca es válido con otras comidas. Es necesario que las madres traten de verificar si existe alguna relación entre la dieta y los cólicos de sus bebes.

Algunas sustancias que pueden desencadenar el problema son la cafeína de algunas bebidas, el chocolate, los plátanos, las naranjas, las fresas y las comidas fuertes.

EL EFECTO BENÉFICO DEL CALOR

Algunas veces es beneficioso colocar una botella de agua moderadamente caliente o un pano templado sobre el estómago del bebé.

CONTROLE EL RITMO DEL LLANTO

Es una buena idea tomar nota de la aparición y duración de los cólicos. A menudo usted cree que el niño ha llorado durante unas 2 horas, mientras que el tiempo real ha sido de 45 minutos.

Un registro le permitirá determinar durante cuánto tiempo ha llorado el bebé y, lo que es más importante, puede ayudar a dilucidar las causas.