Blog Section

Distensión en las piernas

Distensión en las piernas - Distensión en las piernas


La mayoría de las personas que sufren distensiones musculares reconocen facilmente su presencia. Muchos las denominan tendinitis o periostitis.

Existen vanas formas de explicarlo. Para algunos es la primera fase de una fractura de estrés. Para otros se trata de una írritación de los músculos. E incluso otros creen que se trata de la irritación del tendón que une el músculo y hueso.

Caminar sobre las superficies rígidas pueden producir distensiones en las piernas; esto es importante para las personas que caminan o se ejercitan sobre el cemento. Otros culpables pueden ser una malposición, un mal calzado, arcos caídos, falta de entreñamiento, falta de técnica para correr, para hacer footing. etc.

Los síntomas son vagos y, a menudo, se confunden con los de una fractura de estrés. Sin embargo, en las piernas se acompañan de dolor en una o ambas espinillas. El dolor se percibe en la cara anterior de la pierna después de la actividad, pero a medida que la afección progresa, puede producirse durante su transcurso.

Los remedios que aquí sugerimos le ayudarán a evitar que la afección progrese y permitir que continúe con su estilo de vida.

LA SUPERFÍCIE

Observe en qué tipo de superfície realiza sus actividades, ya sea caminhar, correr, bailar, jugar baloncesto, etc. Recuerde que las superficies rigidas no son aconsejables y pueden causar distensiones en las piernas con mucha facilidad.

CÓMO DIFERENCIARLO DE UNA FRACTURA

Si el hueso esto fracturado, el dolor es localizado. Si alguien le pide que indique el lugar del dolor, puede hocerlo con precisión y describir sus características. En cambio, en la distensión no podrá especificar el tipo de dolor ni su localización. Tendrá una molestia general y le dolerá toda la parte inferior de la pierna.

Para los que practican danza aeróbia, los daños son mayores cuando se realiza sobre un suelo de cemento cubierto por una alfombra que cuando se utiliza un suelo de madera con espacios de aire. En cuanto a los corredores es mejor que elijan la hierba o tierra antes que el asfalto, y esté antes que el cemento, que es demasiado rígido.

CONTROLE SU CALZADO

Si usted no puede cambiar de superficie o llega a la conclusión de que ése no es el problema, es el momento de controlar su calzado. Es recomendable verificar el soporte del arco y la calidad de absorción frente al impacto en la suela y a traves del arco.

Es importante saber escoger un calzado adecuado, prestando especial atención a la parte del pie que recibe más golpes. Es mejor probarse el calzado en la tienda y saltar con el sobre los dedos y la planta.

Para los corredores la elección es más difícil. Hay estudios que han demostrado que el 58 % de los que padecen distensiones en las piernas presentan una pronación excesiva de los pies (éstos rotan hacia dentro).

CAMBIO DE ZAPATOS

Por supuesto, una manera para asegurarse de que sus zapatos conservan el relleno es cambiándolos a menudo. Para evitar las distensiones en los corredores se aconseja lo siguiente:

  • Los corredores que recorren 40 km o más a la semana necesitan cambiar el calzado cada 30 o 45 días. Los que corren una distancia menor deben hacerla cada 4-6 meses.
  • Los que practican aerobic, tenis o baloncesto 2 veces a la semana deben renovar el calzado 2 o 3 veces al año, mientras que los que practican 4 veces a la semana necesitan cambiarlo cada 2 meses.

ESTIMULAR EL MÚSCULO REDUCE EL DOLOR

El dolor por una distensión se puede prevenir fortaleciendo los músculos que rodean la espinilla. Éstos ayudan a desacelerar el pie y reducen el impacto.

Siga los siguientes consejos:

  • Trate de ir en bicicleta con los dedos de los pies firmemente sujetos. Concéntrese en extender hacia arriba los músculos de la espinilla cada vez que pedalea (la bicicleta constituye un buen ejercicio de aerobic sin agravar la distensión).
  • Para los que no dispongan de una bicicleta, caminar sobre los talones da el mismo resultado. Lo obliga a contraer y estirar los músculos que rodean la espinilla cada vez que da un paso.
  • Si prefiere un ejercicio que requiera algo más de energia, intente lo siguiente. Siéntese en el borde de una mesa suficientemente alto paro que sus pies no toquen el suelo.

Coloque un calcetín lleno de monedas sobre su pie (o algún otro objeto que pese alrededor de2,5 kg). Doble el pie hacia arriba y luego relájese. Repita el ejercicio tantas veces como pueda, contrayendo los músculos de la espinilla coda vez que levante el pie.

HIELO

Apenas note el dolor por una distensión en las piernas, siga estas instrucciones: descanso, hielo, compresión y elevación durante 20-30 minutos. No subestime cl poder del hielo: mantenga una rotina con el. Simplemente eleve la pierna, cúbrala con una venda y aplique hielo durante 20-30 minutos.

BUSQUE CONTRASTES

Una variación del tratamiento anterior puede ser el baño de contraste, el cual parece especialmente eficaz para el dolor en la parte interna de la pierna. Consiste en alternar un minuto de calor con un minuto de frío. Llévelo a cabo antes de cualquier actividad que pueda causar una distensión en las piernas, durante 12 minutos.

ESTIRE LAS PANTORRILLAS

Está demostrado que un buen estiramiento dei tendón de Aquiles y de los músculos de la pantorrilla es una medida preventiva excelente. Si usted es mujer y usa tacones de 5 cm cada día, no crea que está estirando alguno de ellos. La razón dei estiramiento radica en el hecho de que los cortos músculos de las pantorrillas tienden a descargar el peso y la tensión delante, hacia la espinilla. Coloque las manos sobre la pared, extienda una pierna por detrás de la outra, y presione la parte posterior del talón lentamente contra el suelo. Haga esto unas 20 veces y repita con la otra pierna.

ESTIRE LOS TENDONES

Para estirar el tendón de Aquiles se aconseja mantener los pies planos contra el suelo, a unos 15 cm entre sí. Se flexionan los tobillos y las rodillas mientras se mantiene derecha la espalda. Intente alcanzar un punto de rigidez y quédese en esa posición durante 30 segundos. Debe sentir que el tendón se estira en la parte inferior de la pantorrilla. Repila el ejercicio 10 veces.

APRENDA A HACER MASAJES

Para las distensiones musculares de la cara anterior de las piernas, usted debe hacerse los massajes justo en el borde de la espinilla. Si usted trabaja sobre el hueso, empeorará la inflamación. Para que el dolor causado por la distensión disminuya, siéntese sobre el suelo con una rodilla flexionada y el pie plano sobre el suelo. Empiece golpeando muy suavemente a ambos lados del hueso con las palmas de sus manos, deslizándolas hacia arriba y hacia abajo desde la rodilla hasta el tobillo. Repita este movimento varias veces. Luego rodee las pantorrillas con sus manos y, con las puntas de sus dedos, golpee fuertemente a cada lado del hueso desde el tobillo hasta la rodilla. Cubra el área aplicando la mayor presión posible.

CORRECCIÓN DEL PIE DEFECTUOSO

El pie plano o con un empeine muy pronunciado puede causar muchas veces distensiones en las piernas; Si usted tiene pie plano, los músculos de la cara interna de la pantorrilla tienen que trabajar más y es posible que necesite zapatos con un soporte de material absorbente o, en el caso del empeine muy pronunciado, un soporte para el arco. Es aconsejable ver a un podólogo antes de efectuar cualquier cambio en el calzado. Si el dolor se localiza en la zona inferoexterna de la pierna, probablemente se deba al empeine pronunciado. Para ello se aconsejan los ejercicios de estiramiento, que ayudan a vigorizar los músculos.