Blog Section

Dolor de oído

Dolor de oído - Dolor de oído


Está claro que el dolor de oído es peor por la noche.

La obstrucción de las vias de las trompas de Eustaquio (que se extienden desde la parle posterior de la garganta hasta el oído) es una de las causas más comunes de dolor de oído en ninos y adultos.
Esta situación empeora si está usted resfriado, sufre una infección sinusal o alergia.

Durante el día, usted mantiene erguida la cabeza y las trompas de Eustaquio drenan naturalmente hacia la parte posterior de la garganta. Cuando mastica o traga, los músculos de las trompas se contraen, abriéndose y permitiendo que el aire pase al oído medio.

Pero por la noche las cosas cambian. Usted se siente bien cuando se va a dormir, pero enseguida las vías dejan de drenar naturalmente y usted menos, con lo cual, no pasa el aire suficiente. El aire presente en el oído médio es absorbido, entonces, el tímpano se retrae. Usted se despierta en mitad de la noche con la sensación de que alguien le está pinchando en el oído.

Existen otras causas responsables del dolor de oído: las infecciones del nadador, la presión atmosférica (si viaja en avión o bucea en aguas profundas). También se deben mencionar los objetos extraños que pueden introducirse en el oído e irritarlo (como un trozo de pelo).

También existe el dolor referido al oído, causado por un problema en otra localización pero que se manifiesta como un hormiguco en el oído. Este tipo de dolor suele tener su origen en los dientes, amígdalas, garganta, lengua o la mandíbula. Ante un dolor de oído, debe acudirse al médico.

SIEMPRE ERGUIDO

Unos minutos con la cabeza erguida reducírán la hinchazón y facilitarán el drenaje en las trompas de Eustaquio. Tragar también ayuda a reducir el dolor. Si es posible, levante un poco la cabeza cuando duerma para facilitar el drenaje.

EJERCICIOS CON LAS OREJAS

Esta prueba permite determinar si se trata de una otitis externa o de una otitis media. Si puede mover el oído externo sin sentir dolor, el problema estará en el oído medio. Si, por el contrario, cuando mueve el oído externo siente dolor, entonces se trata de una infección en el conducto auditivo externo.

ACEITE CALIENTE

Coloque una botella de aceite de bebé o mineral en una cacerola con agua a la temperatura del cuerpo (37 °C). Deje que el aceite asiente en el agua hasta tener la misma temperatura. Colóquese 1 o 2 gotas dentro del oído que le duele.

OTRO EJERCICIO: MASTICAR

La mayoría de las personas saben que, al tragar, se abren los conductos auditivos. La acción muscular cuando mastica le hará abrir las trompas de Fustaquio.

BOSTECE

Cuando bosteza, se mueven los músculos y abre las trompas de Eustaquio. Este gesto es mejor que masticar o chupar un caramelo de menta y tragar.

RESPIRE POR LA NARIZ

Si usted esta volando a 10.000 m de altura y los oídos comienzan a dolerle, haga lo siguiente: cierre con los dedos las fosas nasales, tome aire por la boca y luego con los músculos de la mejilla y la garganta intente que el aire llegue hasta la parte posterior de la nariz, como si quisiese liberar las fosas nasales de la presión ejercida por los dedos. Un ruido seco, o chasquido, en el interior de su oído le indicará cuando las presiones interna y externa de su oído se han compensado.

NO SE DUERMA DURANTE EL ATERRIZAJE

Si desea dormir durante el vuelo, hágalo al comienzo, mejor que al final. Cuando está dormido no traga, con lo cual, sus oídos no pueden equilibrar los cambios de la presión durante el aterrizaje y sentirá dolor.

SEA PRECAVIDO

Use un descongestivo de venta sin receta. Por ejemplo, si tiene que volar y sabe que sus senos obstruirán los oídos, ingiera un descongestivo y colóquese gotas en la nariz una hora antes de aterrizar.
En casa, si tiene una gran congestión, tome un descongestivo por la noche antes de dormir, para evitar los dolores de la medianoche.

PROTÉJASE AL NADAR

El buceo en aguas poco profundas puede provocar más dolor de oído que el de aguas profundas, debido a que los mayores cambios en la presión del agua ocunen en niveles relativamente bajos. Se deben evitar los tapones ajustados en los oídos y los trajes para el agua con capuchas ceñidas, ya que ralentizan la compensación de la presión durante el descenso. En el caso de nadadores aficionados, nadar en la superfície ejerce menos presión en los tímpanos que bajo el agua. Los médicos recomiendan evitar nadar por debajo de 1 m de profundidad, para evitar la presión en los tímpanos.

RECURRA A LOS ANALGÉSICOS

No se olvide de los analgésicos de venta libre (aspirina, paracetamol o ibuprofeno) que le brindarán alivio hasta que acuda al médico.