Blog Section

Herpes zoster

herpes zoster - Herpes zoster


Es una infección aguda producida por el mismo virus que la varicela, que permanece dormido a veces durante anos después de la enfermedad infantil, pero que puede reactivarse, que ocasiona una
erupción vesicante y dolorosa. La causa de la reactivación generalmente se desconoce, pero parece estar asociada con el envejecimiento, situaciones de estrés o alteraciones del sistema inmunitario.
Usualmente sólo se presenta un ataque sin recaídas.

PREVENCIÓN

Si la persona nunca ha sufrido varicela o no se ha hecho aplicar la vacuna contra esta enfermedad, debe evitar el contacto con lesiones cutâneas de personas que presenten infección por herpes zóster
conocida (zóster o varicela). Esto se aplica especialmente si la persona está inmunocomprometida.

La vacuna contra la varicela es una vacuna que se recomienda en la infancia y se puede indicar para adolescentes o adultos que nunca han sufrido varicela. Un estudio clínico amplio y reciente mostró una
reducción significativa en las complicaciones del herpes zóster y en la incidencia de la neuralgia pos-herpética en personas adultas mayores que recibieron la vacuna. Por lo tanto, las personas de edad
avanzada (mayores de 60 años) deben recibir la vacuna como parte de la atención médica de rutina.

RECUERDE:

Si usted nota los siguientes síntomas, debe acudir al especialista:

— Sintomas de alarma de dolor unilateral, hormigueo o sensación de quemadura limitados o una parte específica del cuerpo: el dolor y la sensación de quemodura pueden ser intensos.

— Enrojecimiento de la piel (eritema) seguido de aparición de ampollas (vesículas).

— Ampollas pequenas (vesículas), agrupadas, densas y profundos que supuran y hacen costra.

El diagnóstico se sospecha sobre la base del aspecto de las lesiones de la piel y se refuerza con los antecedentes de varicela o zóster. Se puede confundir con herpes simples.

VARICELA

Si un adulto o un niño que no ha tenido varicela en la infancia ni ha sido vacunado contra esta enfermedad se expone al virus del herpes zóster, puede desarrollar un caso grave de varicela en lugar de
zóster. Después de una infección con varicela, el virus reside en estado letárgico en las vias nerviosas que emergen de la columna. Cuando se reactiva, se disemina a lo largo de la vía nerviosa, causando
primero dolor o sensación de quemadura.

EQUINÁCIA Y LLANTÉN

Lo más eficaz es la infusión de cuarenta gramos de equinácea por litro de agua. La dosis es de dos vasos diários. También se recomienda compresas de decocción de llantén.

OJO A LOS CONTÁGIOS

LI herpes zóster puede ser contagioso por contacto directo para un individuo que no haya tenido varicela y por consiguiente no tiene inmunidad. El herpes zóster puede atacar a cualquier edad, pero
es más común en adultos mayores de sesenta años, niños que tuvieron varicela antes de un año de edad o individuos cuyo sistema inmunitario está debilitado. El trastorno es común, con aproximadamente 600.000 a un millón de casos en los Estados Unidos cada año.

Lo más común es que un brote de herpes sea localizado e involuecre solamente un dermatoma. El herpes generalizado o recurrente puede indicar un trastorno subyacente en el sistema inmunitario, como leucemia y otros cánceres, dermatitis. Las personas con sistemas inmunitarioos deprimidos debido a un trasplante de órganos o a un tratamiento para el cáncer también están en riesgo.

CONSEJO

Lo erupción típica aparece dos o tres días después de que el virus llega a la piel y consiste en parches rojos en la piel con pequeñas ampollas (vesículas) que son muy similares o la varicela en su etapa inicial. A menudo, la erupción se maximiza en los siguientes tres a cinco días y luego las ampollas se rompen formando úlceras pequeñas, las cuales se comienzan a secar y a formar costras, que a su vez se desprenden en dos o tres semanas y dejan la piel rosada en proceso de cicatrización.

Las lesiones clásicamente aparecen a lo largo de un solo dermatoma (área corporal enervada por un sólo nervio espinal) y solamente están en un lado del cuerpo (unilateral). El tronco es el área más comúnmente afectada, mostrando un cinturón de erupción rectangular desde la columna vertebral, alrededor de un lado del tórax hasta el esternón.

Las lesiones también pueden aparecer en el cuello o el rostro, particularmente en el nervio trigémino de la cara. El trigémino tiene tres ramas: la superior que va a la frente, la media que va a la parte central de la cara y la inferior a la parte inferior de la misma. El compromiso de una rama del trigémino específica determina en qué parte de la cara están las lesiones cutáneas.

SÍNTOMAS

Otros síntomas que pueden estar asociados con esta enfermedad son:

  • Fiebre, escalofríos.
  • Sensación de malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Trastornos de la visión.
  • Anomalías en el gusto.
  • Párpado caído.
  • Pérdida del movimiento del ojo.
  • Pérdida de la audición.
  • Dolor articular.
  • Lesiones genitales (hombres o mujeres).
  • Dolor abdominal.

TRATAMIENTO

El herpes zóster por lo general desaparece espontaneamente y es posible que no requiera tratamento, excepto para el alivio sintomático, en cuyo caso se utilizan medicamentos para el dolor. El aciclovir es un medicamento antiviral que se puede prescribir para acortar el curso, disminuir el dolor, reducir las complicaciones o proteger a un individuo para tratar el herpes zóster.

PARA QUITARLOS RAPIDAMENTE

Para mayor efecto, el tratamiento con estos medicamentos similares al aciclovir se debe iniciar dentro de las veinticuatro horas de la aparición del dolor o sensación de ardor y, preferiblemente, antes de la aparición de las ampollas características.

APÍQUESE CORTICOSTEROIDES

Los corticosteroides pueden emplearse ocasionalmente para reducir la inflamación y el riesgo de neuralgia. Estos han mostrado ser más efectivos en los ancianos, pero tienen ciertos riesgos que deben sopesarse antes de indicarlos.

COMPRESAS HÚMEDAS

Se pueden utilizar compresas húmedas y frías para reducir el dolor. Los baños calmantes y lociones, como los baños de avena coloidal, baños de fécula o lociones y loción de calamina pueden ayudar a aliviar la picazón y la moléstia.

Así mismo, se recomienda el reposo en cama hasta que baje la fiebre.

MANTENGA LA PIEL LIMPIA

Se debe mantener la piel limpia y no reutilizar articules contaminados. Igualmente, los artículos no desechables deben lavarse en agua hirviendo o deben desinfectarse antes de reutilizarse. La persona puede requerir aislamiento mientras las lesiones estén supurando para que no infecte a otros, especialmente las mujeres embarazadas.

FÉCULAS EN LA BAÑERA

Eche un puñado de féculas disueltas con el agua de la bañera e introdúzcase. Sentirá un gran alivio, aunque no dura mucho tiempo.

BAÑO DE GUISANTES FRESCOS

Si no tenían previsto cocinar guisantes para la comida, alteraban sus planes y los hacían. ¿Por qué? Para aprovechar el agua de la cocción. Y es que el agua de los guisantes frescos calma la irritación de la piel y la sensación de picor que causa la varicela y, en consecuencia, disminuyen las inaguantables ganas de rascarse.

Las abuelas cogían un paño de algodón, lo empapaban en el agua de los guisantes y, tras escurrirlo ligeiramente, lo aplicaban por todo el cuerpo del enfermo una y otra vez, hasta que se calmara.

También bañaban al enfermo en agua tibia a la que habian añadido la de cocer los guisantes o un vaso de vinagre de sidra.

PLANTAS “RECUPERADORAS”

Aceleran la curación del herpes zóster: la albahaca, la manzanilla, el poleo, la caléndula y la verbena. Mezclar bien estas hierbas a partes iguales y afladir dos cucharadas en tres cuartos de litro de agua hirviendo. Beba varias veces al día aderezada con miel y limón.

SITUACIONES QUE REQUIEREN ASISTENCIA MÉDICA

Se debe buscar asistencia médica si los sintomas indican la presencia de herpes zóster, particularmente si o usted los sintomas le persisten o empeoran.

  • Neuralgia.
  • Infecciones cutáneas bacterianas secundarias.
  • Reaparición.
  • Infección generalizada, lesiones de órganos viscerales, encefalitis o sepsis.
  • Ceguera
  • Sordera
  • Pérdida del gusto.
  • Parálisis facial.