Blog Section

Hiperventilación

Hiperventilación - Hiperventilación


La hiperventilación es una respiración muy rápida por causa, literalmente, de tener ansiedad.

En situaciones de miedo, fobia, angustia, etc., hay personas que respiran más rápida y profundamente. Esto les provoca que, al respirar, eliminen más cantidad de anhídrido carbónico. Si esta pérdida es excesiva, la sangre se vuelve alcalina, lo cual provoca los síntomas de una crisis de pánico. Los episodios de hiperventilación pueden durar muchas horas, pero en general lo hacen entre 20 y 30
minutos. Cuando esto ocurre se siente que la agonía es eterna.

PREVENCIÓN

Si está respirando con normalidad y, de pronto, comienza a hacerlo aceleradamente, como si estuviera fuera de control, su corazón late deprisa, siente un hormigueo en los dedos de las manos y las palmas están sudando y tiene una sensación de muerte inminente, acuda urgentemente al médico, ya que está sufriendo un ataque de hiperventilación. En la mayoría de los casos la hiperventilación es causada por la ansiedad. Aunque no ocurre con frecuencia, la hiperventilación puede ser una manifestación de una enfermedad pulmonar, una infección en la sangre, una neumonía e, incluso, una intoxicación. También es posible que lo que parece un ataque cardíaco efectivamente lo sea. Casi con seguridad, su problema no sea tan grave; no obstante, deje que sea su médico el que establezca el diagnóstico de certeza.

Como prevención lleve siempre consigo una bolsa de plástico o de papel, para los momentos que le de una hiperventilación.

RESPIRE DENTRO DE UNA BOLSA DE PAPEL O DE PLÁSTICO

Cuando le de un ataque de hiperventilación, póngase urgentemente una bolsa de papel o plástico, en la boca y las fosas nasales, con el fin de recuperar el anhídrido carbónico eliminado durante el proceso. Los especialistas recomiendan que éste es el primer paso que hay que dar, para luego ir al médico.

Si usted es propenso a tener este tipo de ataques, es recomendable que lleve siempre consigo una bolsa guardada.

SIÉNTESE, CÁLMESE Y RELÁJESE

Lo que usted necesita es respirar más pausadamente y, cuanto más tenso esté, más rápidamente lo hará.

RESPIRE CON NORMALIDAD

No haga respiraciones exageradas ni tampoco las haga demasiado despacio. Haga ejercicios respiratorios, se trata de respirar con normalidad, es decir, una respiración cada seis segundos y practicándolo dos veces al.

Practique dos veces al día y diez minutos por sesión. Es aconsejable no obsesionarse pensando en la respiración, ya que es un proceso natural.

HAGA EJERCICIOS

Cuando hace ejercicio disminuye la ansiedad y proporciona una sensación de bienestar.

TRATE DE IDENTIFICAR LAS SITUACIONES QUE LE PROVOCAN HIPERVENTILACIÓN

Evite las situaciones que suelen provocarle episodios de hiperventilación, ya sea haciendo ejercicios físicos o paseando.

DEJE LA CAFEÍNA Y EL TABACO

La cafeína y el tabaco son estimulantes, y son desencadenantes potenciales.

EL INTERCAMBIO EN LOS PULMONES

El aire entro en los pulmones y sote mediante los movimientos respiratorios que son dos:

Inspiración: el aire penetra en los pulmones. Estos se hinchan al aumentar el volumen de la caja torácica. Lo cual es debido a que el diafragma desciende y las costillas se levantan.

Espiración: el aire es arrojado al exterior porque los pulmones se comprimen al disminuir de tamaño la caja torácica, pues el diafragma y las costillas vuelven a su posición normal, antes del ejercicio de inspiración.

Respiramos unas diecisiete veces por minuto y cada vez introducimos en la respiración normal aproximadamente medio litro de aire. El número depende del ejercicio, de la edad etc., la capacidad pulmonar de uno persona es de cinco litros. La cantidad de aire que se pueda renovar en una inspiración forzada se llama capacidad vital; (3,5 litros). Cuando el aire llega a los alvéolos, parte del oxigeno que lleva atraviesa las finísimos paredes y pasa a los glóbulos rojos de la sangre. Y el dióxido de carbono que traía la sangre pasa al aire, así la sangre venosa se convierte en sangre arterial. Esta operación se denomina hematosis.