Blog Section

Mal aliento

Mal aliento1 - Mal aliento


Tiene una entrevista de trabajo después de una comida. Todo va bien y la entrevista se desarrolla con naturalidad. Ríe con el entrevistador de vez en cuando y se siente seguro de que conseguirá ese trabajo. AI irse, extiende su mano y dice: “Encantado de conversar con usted. Espero tener buenas noticias muy pronto”.
Su entrevistador hace una mueca, contrayendo el lábio superior y sonríe forzadamente. Usted se da cuenta de que algo ha salido mal. El entrevistador ha sido bombardeado por su mal aliento.
Esta última impresión no es la que usted hubiera querido dejar.  Ha sido la comida?  Puede ser; pero también puede ser la cena de ayer.

COMO COMPROBAR SU ALIENTO

Sabe si Ud. tiene mal aliento? Si no tiene un amigo que le diga la verdad, a continuación le recomendamos dos maneras para comprobar su aliento:

CONSEJOS MÉDICOS 

El mal aliento no significa que usted coma demasiados ajos o cebollas. Puede indicar un problema más serio;  puede ser un signo de problemas en las encías. También puede estar causado por gases y olores debidos a problemas gastrointestinales.  Si su halitosis dura más de 24 horas sin ningún motivo aparente, consulte al médico o al dentista. Algunas enfermedades también pueden provocar el mal aliento. Entre ellas están el câncer, la tuberculosis, la sífilis, la deshidratación y el déficit de cinc. Algunos fármacos como la penicilina y el Iitio, a menudo causan mal aliento. El principal culpable del mal aliento es la capa de bactérias vivas y muertas que
se adhiere a los dientes y las encías, denominada placa.

Ahueque la mano, respire hondo y exhale. Huela su mano: si el olor le resulta fétido, significa que para los demás es aún peor.
Coja hilo dental y páselo entre los dientes para comprobar su olor. Para que no pase por una situación como la descrita al principio, hay una serie de recomendaciones que puede seguir para que esto no le ocurra:

NO ABUSE DEL AJO

El olor de los alimentos muy condimentados persiste durante bastante tiempo después de comer, la cantidad que coma, el olor puede durar hasta 24 horas, aunque se limpie los dientes varias veces.  Debe evitar el ajo, la eebolla y los pimientos calientes.

CUDADO CON EL PESCADO

Las ensaladas o pizzas con anchoas, incluso el atún, pueden causar mal aliento en la boca.

VALORE EL AGUA

El agua limpia y no deja olor. Bebidas como el café, la cerveza o el café, la cerveza o el guisqui son las bebidas que deben evitarse. Todas ellas dejan resíduos que se adhieren a la placa de su boca con infiltran su sistema digestivo. Cada vez que respira, el aire queda impregnado con pequenas partículas con su olor.

TENGA CUIDADO CON LOS EMBUTIDOS

Algunos embutidos, como la carne ahumada, el salami y el pepperoni (salchicha italiana sazonada) también dejan aceites que producen un olor bastante tiempo después de haberlos comido. Si desea
el aliento fresco para un acontecimiento especial, evite estos alimentos por lo menos en las 24 horas previas.

QUESO… NO!

Los denominados quesos azules, el camembert, roquefort, etc. se consideran quesos fuertes, ya que su olor impregna el aliento durante mucho tiempo. También pueden tener este efecto los productos lácteos.

REALICE TRES COMIDAS AL DÍA

El mal aliento puede deberse también a la falta de comida. Uno de los efectos secundários del ayuno ou de una  mala dieta es, justamente, el mal aliento.

BEBA  AGUA

Usted está en un restaurante y su cepillo de dientes en su casa. Puede hacer dos cosas. Vaya al lavabo después de comer y llénese la boca con agua. Llévela de un lado a otro y escúpala. Así limpiará su boca y se le irá el olor de la comida. Si prefiere no levantarse, beba un sorbo de agua de su vaso y déjelo circular discretamente por la boca. Los restos de comida se desprenderán y usted podrá tragarlos.

DESCUBRA LAS ESPECIAS BUENAS

Algunas hierbas y especias que se encuentran en cualquier cocina refrescan naturalmente el aliento. Lleve consigo una pequeña bolsa de plástico con clavos de olor, hinojo o semillas de anis para masticarlas después de las comidas fuertes. Coma perejil pues también es un salvavidas para el mal aliento. El perejil puede refrescar su aliento naturalmente.

Coja un ramito y mastiquelo lentamente.

LLEVE SIEMPRE UN CEPILLO DE DIENTES

Algunos olores pueden eliminarse, mediante el cepillado de los dientes después de cada comida. En todo momento hay millones de microorganismos bacterianos revoloteando por la boca. Se esconden en cada rincón oscuro y comen cada trozo de comida que pasa por la boca, produciendo olores  intensos y desagradables.
Se recomienda cepillarse después de cada comida y lograr así un mejor aliento.

CEPILLE LA LENGUA

La mayoría de las personas no se cepillan la lengua. Ésta se halla cubierta por papilas bajo las cuales, se almacenan la placa y minúsculas partículas de alimentos que causan mal aliento. Cada vez que  se cepille los dientes, pase suavemente el cepillo por la punta de la lengua. No deje comida y bacterias que puedan incrementar su mal aliento.

EFECTUE GÁRGARAS

Con colutorios mentolados pues dan excelentes resultados. Pero, su efecto no va más allá de los veinte minutos… y se encontrará de nuevo hablando mientras tapa la boca con la mano. Elija el colutório según el color y el sabor. Los de color ámbar y los de sabores medicinales contienen aceites esenciales, como el de tomillo, de eucalipto y de menta, y benzoato de sódio o ácido benzóico. Los rojos y picantes pueden contener compuestos de cinc. Ambos neutralizarán el olor producido por los deshechos de las bactérias que están en su boca.
CARAMELOS DE MENTA O GOMA DE MASCAR

Resultan tan convenientes para su aliento como los colutorios. También deben utilizarse para entrevistas breves, un paseo corto en coche o una cita personal de escasa duración.

ETIOLOGÍA DE LA HALITOSIS

Las causas de la halitosis pueden ser múltiples, desde escasa higiene bucal, hasta enfermedades tan graves como el câncer de pulmón.
El mal olor de la boca se produce por descomposición bacteriana de restos de alimentos entre los dientes, de saliva, de células de la mucosa oral o de sangre, que produce sustancias volátiles como ácidos grasos simples como el ácido butírico, ácido propiónico, ácido valérico y componentes de sulfurados derivados de las proteínas
como la putrescina y cadaverina. Debido a esta producción de sustancias, más del 90% de las halitosis tienen su origen en la cavidad oral y cuando no existe patología, suele ser por higiene bucal escasa.