Blog Section

Manchas en los dientes

Manchas en los dientes - Manchas en los dientes


Los dientes están en contacto con sustancias que intervienen de manera agresiva sobre el esmalte. Una mala alimentación,  acompañada de una indebida limpieza de los dientes trae desagradables consequencias: el esmalte se desgasta y dejando sobre ellos manchas persistentes.

PREVENCIÓN

El mejor consejo para cuidar sus dientes y encías es tener buenos hábitos de higiene y lavarse la boca  después de cada comida.

REMÉDIOS

Cepillado para evitar manchas

  • Impregne el cepillo dental seco con bicarbonato sódico y cepillar los dientes en dirección arriba-abajo, abajo-arriba, a conciencia, de esta manera tendrá menos posibilidades de que aparezcan manchas.

El cepillo se ha manchado de sangre

  • Si cada vez que nos cepillamos los dientes y vemos que el cepillo se ha manchado de sangre, debemos insistir en la zona que sangra, sin disminuir la frecuencia ni la intensidad del cepillado.

Enjuague sus dientes

  •  Una próctica efectiva para fortalecer las encías y los dientes radica en enjuagarse la boca, después de cada comida, con agua fria y debe hacer que el agua pase através de los dientes dientes hacia los carrillos y hacia dentro.

7 IDEAS GENIALES

Piense en uno taza de porcelana fina. Llénela diariamente con café y otras bebidas, expóngasela al frio y al calor, al humo y al alcohol. Llénela con alimentos de diferentes colores. Luego límpiela con un fuerte detergente. Con el tiempo aparecerán diminutas grietas en su superficie y, antes de que se dé cuenta, su espléndida taza blanca estará sucia y manchada. Sus  dientes son como esa hermosa taza de porcelana. Al principio son brillantes y blancos, pero la cola, el té, el humo, los zumos cítricos y los alimentos muy pigmentados los atacan 3 veces  (o más) al día, dejando sobre ellos manchas persistentes. No se trata de que los dientes sean inmaculadamente blancos, de hecho su color natural suele ser un amarillo claro, a veces  algo rojizo, y con la edad tienden a oscurecerse. El paso del tiempo trae desagradables consecuencias: el esmalte se desgasta y expone la dentina , sustancia menos densa localizada en el interior de los dientes, que absorbe los pigmantos de los alimentos.  Los pigmentos también se fijan en la placa y el sarro de los dientes, ocupando todos los escondrijos y grietas.
Existen muchos tipos de manchas. Algunas pueden ser causadas por fos antibióticos, por defectos en el metabolismo y, a veces, por una fiebre elevada. Para profundizar sobre estas causas es necesario consultar a un profesional.

Pero los manchas comunes, las causadas por el café y el tabaco, pueden desaparecer con una  limpieza bucal adecuada. He aqui los consejos.

  •  CEPÍLLESE LOS DIENTES DESPUÉS DE CADA COMIDA.

Si usted se cepillo los dientes regularmente y a conciencia, tiene menos posibilidades de que aparezcan manchas.

  • PRÓTESE CON BICARBONATO DE SÓDIO.

Mezcle bicarbonato de sódio con suficiente agua oxigenada hasta obtener una pasta blanda. Cepíllese con ella las manchas, cuidando que la solución no toque las encías. No utilice demasiada agua oxigenada, ya que podría provocar una quemadura.

  • CONTROLE EL COEFICIENTE DE SU PLACA.

Existen soluciones de enjuague que revelan la  placa dental residual tras el cepillado. Los lugares ocupados por la placa serán futuras manchas si no mejora su técnica de limpieza.

  • ENJUAGUE, ENJUAGUE, ENJUAGUE.

Después de cada comida enjuague sus dientes. Si no puede ir a un lavabo, coja un vaso con agua, tome unos sorbos, enjuague su boca y trague el agua.

  • ELECTRIFIQUE SU SONRISA.

Un cepillo de dientes eléctrico le permitirá quitar más y mejor la placa de sus dientes. Se ha demostrado que los cepillos eléctricos llegan a elimir el 98,2 % de la placa.

  • INTENTE CON UN DISOLVENTE DE PLACA.

Los enjuagues bucales que tienen acción antibacteriana reducen la posibilidad de que se produzcan manchas.

  • NO ELIMINE SU SONRISA RESTREGANDO.

Si se siente tentado a usar un producto para blanquear los dientes, no lo haga. Es un método rápido, pero muy abrasivo. Quita la mancha pero también desgasta el esmalte. Cuanto más fino se vuelve el esmalte, más se verá la dentina, y como ésta es más oscura, sus dientes parecerán más manchados. Cuidado con el cepillado excesivo. Hacerla con más fuerza no significa hacerla mejor. Un cepillado muy  vigoroso desgasto el esmalte de los dientes de la misma forma que lo haría una paste dentífrica abrasiva.

MEJORE SU TÉCNICA DE LIMPIEZA

Si no se ccpilla y enjuaga bien la boca en los lugares ocupados por las placas, éstas serán futuras manchas.

CEPILLO ELÉCTRICO

Si usted utiliza un cepillo eléctrico notará que se le quita más y mejor la placa de sus dientes. Estos cepillos  eliminan el noventa y cinco por ciento de las placas.

PRODUTOSTOS PARA BLANQUEAR LOS DIENTES

No lo utilice. Quitan las manchas pero también desgasta el esmalte y, éste se vuelve más fino y volverán a aparecer las manchas.

CAPAS DEL DIENTE

Cada pieza dental está constituída por três piezas básicas:

ESMALTE
EI esmalte o tejido adamantino es una cubierta de gran dureza que recubre la corona de las órganos dentários, estando afectado a la función masticatoria. Por lo tanto esta en relación directa con el médio bucal por su superfície externa y con la dentina subyacente por dentro. En el cuello tiene relación inmediata o mediata con el cemento que recubre la raiz, siendo extremadamente ligero a este nivel y aumentando su espesor hacia las cúspides, donde alcanza su espesor máximo de 2 a 2,5 mm.

BOTINA
Es un tejido intermédio, más blanco que el esmalte. Es el segundo tejido más duro dei cuerpo. Es amarillenta, y su alto grado de elasticidad protege al esmalte suprayacente contra las fracturas. Está estrechamente vinculada a la pulpa dentaria, cuyas células especilizadas, los odontoblastos, la elaboran dejando en su estructura sus prolongaciones citoplasmaticas o fibrillas de Tomes. Adernás de los componentes citoplasmaticos o fibrillas de Tomes, la dentina esta constituída por una matriz colágena calcificada, a travesada por conductillos o tubulos dentários desde el limite pulpar hasta esmalte en corona y cemento en raíz.

CEMENTO
Corresponde a un tejido óseo especial, sin irrigación ni inervación. Se compone en un 55% de hidroxiapatita cálcica y en 45% de agua. Se restringe a la raiz del diente y en su región apical presenta los cementocitos, que lo elaboraron y que se encuentran en lagunas, similares a las de los osteocitos del hueso. Esta región del cemento se denomina cemento celular. La región coronal del cemento carece de cementocitos y se denomina cemento acelular. Ambos cementos presentan cementoblastos.