Blog Section

Pie de altelta

pie de atleta - Pie de altelta


El pie de atleta es una infección micótica que se adquiere en sitios húmedos, como piscinas y playas.

PREVENCIÓN

Las claves para la prevención son más que simples: hay que secarse bien los pies y evitar que se humedezca durante las actividades diárias. Deben preferirse las medias de algodón puro, hilo o seda
(nunca de nylon). Estos tejidos no actúan como barreras que impiden que la humedad se evapore, sino, que, por el contrario, contribuyen a la aireación de los pies.

CUIDADO CON EL CONTAGIO

Hay personas que pueden tener esos hongos y otras que no. Uno de los factores que influyen es la conformación del pie. Si se tienen dedos cortos y pie ancho es difícil que la persona llegue a contraer los hongos porque esta fisonomía hace que los dedos estén más abiertos y, por lo tanto, se aireen más. En cambio, si la persona tiene dedos más largos y muy apretados, la proliferación del parasito es frecuente. Pero el porcentaje de predisposición no está condicionado solamente por la conformación física, sino también por poseer un médio propicio para el crecimiento del hongo. De hecho, hay gente que no toma ningún tipo de precaución y no contrae hongos. Esto es porque reaccionan y controlan al hongo; más concretamente le brindan albergue ni comida.

NO USAR CALZADOS CERRADOS

Se recomienda no usar calzado cerrado y darle prioridad a las zapatillas de lona. Y aunque se pueden usar polvos astringentes como medida preventiva, siempre hay posibilidad de que los hongos se
vuelvan una enfermedad recurrente. Por eso, el control y medidas preventivas deben ser permanentes.

SPRAYS ANTIFÚNGICOS

Muchos dermatólogos recomiendan los sprays antifúngicos pues son más efectivos que las cremas (se secan más rápido). Cualquiera de los productos del mercado es igual de efectivo siempre y cuando se mantenga seca el área afectada y coloque de forma adecuada el remédio.
Como regla de oro y para quien es practican deportes con cierta asiduidad: una vez curados los hongos no dejar de aplicarse el spray pues no irrita Ia piel y sirve de prevención.

CUIDE SUS PIES CON ESMERO

El pie de atleta puede aparecer de repente y acompañarse de gríetas en la piel, ampollas rezumantes y una sensación urente intermitente.
En esta fase de la infección debe extremar el cuidado de sus pies.
Manténgalos descubiertos y en constante reposo, aunque esto le suponga tener que ausentarse de trabajo y desatender todas sus obligaciones domésticas.

ALIVIE EL DOLOR

Use compresas frías para calmar el dolor, reducir la inflamación, disminuir el picor y secar las llagas.

UTILICE UNA SOLUCIÓN SALINA

Ponga dos cucharaditas de sal en médio litro de agua caliente y sumerja el pie en la solución durante diez minutos. Repítalo hasta que desaparezca el problema. La solución salina crea una atmosfera desagradable para los hongos y reduce el exceso de sudor.
Además, suaviza la piel irritada, permitiendo que los medicamentos antifúngicos penetren más profundamente y, en consecuencia, actúen con más eficácia.

PIES ATLÉTICOS, NO DE ATLETA

  • Ventila tus pies, no uses zapatos cerrados.
  • Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sódio con un poco de agua tíbia, coloca la pastita en el área afectada y déjala actuar durante 15 minutos, enjuaga y seca.
  • Seca tus pies y zapatos con una pistola del pelo en temperatura baja.
  • Trata de intercalar sus zapatos, lo mejor es usar un par de zapatos y no volverlo a usar hasta después de 3 ó 4 dias para que logren secarse bien.
  • Desinfecte sus zapatos, rocíelos con algún desinfectante.
  • Remoja tus pies en agua tibia con sal, dos cucharaditas por cada litro de agua.
  • Tintura de equinácea aplicada localmente.
  • Banos de pies con una gotitas de aceite de eucalipto, patchouli o lavanda por sus cualidades antifungicidas.
  • Aplica un poco de yogurt al área, ya que tiene cualidades antifungicidas.
  • Incrementa la ingesta de vitamina C (brócoli, cítricos, frutas y verduras frescas) y zinc (ostras, carne, champinones, granos integrales, huevos, levadura de cerveza para reforzar el sistema inmunólogico.

CUIDE SUS DEDOS

Aplíquese una solución de cloruro de aluminio entre los dedos de los pies. No sólo mata los hongos, sino también contribuye a secar el área y previne la reaparición de la infección. Se recomienda tener cuidado con el uso del cloruro de aluminio sobre la piei lastimada o agrietada que provoca un intenso picor.

FROTE CON BICARBONATO SÓDICO

Frótese entre los dedos con bicarbonato sódico. Forme una pasta con éste, anadiéndole un poco de agua a temperatura ambiente. Frote la mezcla sobre el área afectada, enjuague y luego seque con cuidado.

CUIDADO CON LAS UÑAS DEL PIE

Límpiese y límese bien las unas de los dedos de los pies, ya que son los lugares favoritos para la formación de hongos.

ELIJA EL CALZADO APROPIADO

No use zapatos de plástico o impermeables, ya que ambos retienen el sudor y, en consecuencia, favorecen un clima cálido y húmedo, ideal para los hongos. No utilice jamás un calzado muy ajustado y que no tenga ventilación. Tampoco use botas durante todo el día. Los materiales naturales, como el algodón o la piel, son los más adecuados para crear una atmosfera conveniente para su pie. En cambio, la goma y la lana pueden inducir el sudor y mantener la humedad. Las sandalias son excelentes para el verano.

CÁMBIESE LOS ZAPATOS A MENUDO

Intente cambiar de zapatos cada dos dias, ya que estos necesitan, por lo menos, un dia para que se seque el sudor producido.

VINO, SALVIA Y AGRIMONIA

Mezcle treinta gramos de salvia, treinta gramos de agrimonia y dos vasitos de vino blanco. Se calienta la mezcla al baño maría durante treinta minutos. Se deja enfriar y se introducen varias veces
los pies dentro del recipiente con el líquido. Verá que es un tratamiento muy efectivo.

UTILICE POLVOS DE TALCO EN LOS DEDOS DEL PIE

Para mantener los pies secos, deje que se aireen durante diez minutos después del baño y antes de ponerse los zapatos y los calcetines. Mueva los dedos y seque bien entre ellos y luego aplique los polvos de talco.

SANDALIAS DE PLÁSTICO

En los lugares públicos utilice sandálias de plástico. Recuerde que, si es propenso a las infecciones, puede adquirirlas en casi todos los lugares húmedos.