Blog Section

Quemaduras

Quemaduras2 - Quemaduras


Las quemaduras son lesiones producidas por el exceso de calor aplicado a la piel. Pueden ser producidas por el fuego, el sol, la electricidad, líquidos o gases excesivamente calientes, por radiaciones e por fhcción. Según su profundidad se clasifican en quemaduras de primer grado, segundo grado y tercer grado.

PREVENCIÓN

• Sea prudente cuando realice actividades con el fuego.
• Procure que los niños no entren en la cocina miestras se está cocinando.
• Cocine siempre vestido.
• Cuide la temperatura de los líquidos que calienta el microondas.
• Regule y compruebe siempre la temperatura del agua.

COMO TRATAR UNA QUEIMADURA DE PRIMER GRADO

  • A las quemaduras hay que echarles agua fría, a chorro, durante diez o quince minutos.
  • Se debe cubrir la zona con la planta de aloe vera, que es un producto muy hidratante y calmante.
  • Si se trata de una quemadura muy leve, bastará para aliviaria con utilizar hojas de hiedra fresca.
  • El yogur natural aplicado sobre la quemadura tiene un efecto calmante y refrescante.
  • El aceite de oliva proporciona un alivio inmediato, a la vez que evita la aparición de ampollas.

COMO TRATAR UNA QUEMADURA DE SEGUNDO GRADO

  • Enfriar y lavar la parte afectada con agua dei grifo, procurando no reventar las ampollas. Acto seguido, aplicar una cpa de crema hidratante o pomada especial para quemaduras y gasa estéril.
  • Al colocar la gasa estéril, no utilizar nunca algodón ni ningún tipo de tejido que pueda dejar hilos.
  • A fin de sujetar el apósito con un vendaje, dar dos vueltas alrededor de una zona próxima no afectada con la venda.

• Evite el contacto con los calefactores.
• Cuando manipule aparatos eléctricos, asegúrese de que están desenchufados.

HAGA UNA SOLUCIÓN CALMANTE

Cuando la quemadura comienza a cicatrizar, vierta vitamina E y frote el líquido de la misma sobre la piel irritada, produce un gran alivio e impide que quede una cicatriz.

NO TOQUE LAS AMPOLLAS

Las ampollas son el mejor vendaje natural, de manera que es conveniente no tocarlas. Si una ampolla revienta, limpie la zona con agua y jabón, luego aplíquese un poco de Betadine y después cúbrala.

COMO ACTUAR EN LAS QUEMADURAS DE TERCER GRADO

  •  No debe correr si se le enciende la ropa, pues el fuego se avivaria. Lo mejor es cubrirse la cara con las manos y rodar por el suelo para intentar apagar las llamas. Si hay alguien cerca, puede apagar el fuego cubriendo a la victima con una manta o un abrigo.
  • Si sus ropas de tejido sintético y están adheridas a la piel, no intente despegarias. Compruebe si el herido respira.
  • Inmediatamente, hay que enfriar las zonas quemadas con agua dei grifo, ducha o un pano empapado en agua, pero nunca con hielo.
  • Cubra la zona afectada con gasas estériles impregnadas de parafina para evitar que se peguen a la piei o simplemente con una sábana o lienzo limpio. Eleve las parte quemadas y lleve al herido al centro sanitário más próximo.

EL BOTIQUÍN DE LA COCINA

Algunos alimentos pueden ser muy útiles para las quemaduras solares. Recurra a ellos en caso de urgência.

Maizena
Afiada agua a la maizena hasta formar una pasta y aplíquela directamente en la zona afectada.

Verdura
Rodajas de pepino o patata en las zonas quemadas, le propocionarán un alivio rápido.

Lechuga
Hierva hojas de lechuga en agua, colarias y dejar enfriar el líquido en el congelador varias horas. Se introduce un pano en el líquido y se pasa suavemente por la piei irritada.

Yogur
El yogur natural desnatado tiene un efecto a la vez refrescante y calmante. Aplíquelo en las zonas quemadas y luego quítelo con una ducha de agua fría.

Bolsitas de té
Si sus párpados están quemados por el sol, cúbralos con unas bolsitas de té mojadas en agua fría para disminuir la hinchazón y ayudar a reducir el dolor.

Vinagre
Vierta vinagre blanco en la banera llena de agua fria, tome un baño rápido y notará relajación.

Bicarbonato sódico
Heche bicarbonato sódico en la bañera llena de agua tibia; tome un baño y luego deje que la solución se seque en su piel.

ANTICÍPESE A LA QUEMADURA

Si ha tomado mucho sol, ingiera aspirina o ibuprofeno antes de que la piel se ponga colorada. Se recomienda tomar unos dos comprimidos inmediatamente después de la exposición solar. Repita la misma dosis cada cinco horas. Embeba un pano en el agua fría y extiéndalo sobre la zona quemada. Repita la operación a medida que el pano se vaya calentando. Hágalo varias veces al día. La proteína de la leche es un buen calmante para las quemaduras. Mezcle leche desnatada con agua y anádale unos cubitos de hielo. Aplíquela mediante compresas en la zona afectada durante veinte minutos, cada dos horas. Es recomendable la harina de avena porque calma la piei. Envuelva la harina de avena en una gasa y póngala en un recipiente con agua fría. A continuación aplíquela en la zona afectada cada dos horas.
Humedezca un pano en agua de hamamelis, y aplíquelo a menudo sobre las quemaduras.