Blog Section

Secreción nasofaríngea

Secreción nasofaríngea - Secreción nasofaríngea


Durante el transcurso de un día pasan directamente once mil litros de aire a través de la nariz de un adulto. No importa si el aire es seco y frío, la nariz lo calienta y humedece para que esté a una temperatura de 37°C y con una humedad del 100 % después de completar su trayecto hasta los pulmones. Si el aire no está adecuadamente húmedo y caliente, dañará el tejido pulmonar. La humidificación depende sobre todo de las glândulas situadas en la pared de las cavidades nasales y de los senos. Cada dia estas glândulas producen dos litros de líquidos para lubricar las mucosas, la nariz, la boca y la garganta. Normalmente, estas secreciones fluyen por la parte posterior de la nariz y la garganta, arrastradas por los cilios, células en forma de hilo que se mueven hacia delante y hacia atrás en la superfície del tejido. También ayudan a mantener las vias nasales libres de partículas. A continuación le brindamos los consejos de nuestros expertos.

SUÉNESE LA NARIZ CON REGULARIDAD

Esto le parecerá demasiado obvio, pero el mero hecho de sonarse la nariz elimina parte del exceso de la secreción nasofaríngea. Nunca deben colocarse dentro de la nariz discos de algodón o panuelos
de papel.

HÁGASE UNA LIMPIEZA CON AGUA SALADA

Todo lo que necesita para extraer el moco que obstruye sus conductos nasales y causa mal aliento es sal, agua y un aspirador de tamano infantil. Disuelva media cucharada de sal en un cuarto de litro de agua caliente (si usted tiene la presión sanguínea elevada coloque sólo un tercio de sal). Llene el aspirador con el agua y ponga la punta en una fosa nasal. Incline la nariz ligeramente hacia atrás y sujete el aspirador formando un ângulo recto con la cara, paralelo al paladar. Luego, inhale para que el agua entre en la fosa nasal. Se recomienda irrigar las fosas nasal en tres veces al día durante cinco días.

HAGA GÁRGARAS

Use la misma solución: media cucharada de sal (o un tercio en el caso de los hipertensos) en doscientos cincuenta ml. de agua caliente. Este tratamiento ayuda a limpiar la garganta y evita problemas en las cuerdas vocales causados por el exceso de secreción nasofaríngea.

FUERA EL CURRY

Los irritantes como los pimientos, los picantes y las especias como el curry pueden provocar problemas nasales crónicos.

OLVÍDESE DE LA LECHE

Algunos expertos dicen que los productos lácteos como la leche y el helado estimulan la producción de moco. Otros no lo creen así.
La leche de vaca es una sustancia totalmente diferente a la leche humana. Contiene gran cantidad de lactosa, que es el principal nutriente de las bactérias de la garganta y del tracto intestinal. La superpoblación de estos organismos puede afectar negativamente el sistema inmunológico.

RELÁJESE

El estrés es una de las causas principales de los trastornos nasales crónicos. El trabajo de calentar y mantener un revestimiento adecuado para la nariz recae en el sistema nervioso parasimpático, el cual esta íntimamente relacionado con el estrés. Este puede estimular el proceso y, como consecuencia, el revestimiento nasal produce más mucosidad de la necesaria.

BEBA MUCHO MUCHO LÍQUIDO

Para que los cilios realicen su tarea es importante que el moco este húmedo. Si bebe mucho líquido ayudará a que el agua llegue hasta el moco que está pegado en la parte superior de la faringe. De todas maneras, la secreción es destruída por el ácido clorhídrico en el estómago.

ENCIENDA EL HUMIDIFICADOR

Un buen humidificador, el cual requiere vários litros de agua para llenarse, puede ayudarlo a mantener los conductos nasales húmedos durante los meses secos del invierno y, de esta forma, evitar que
el moco se seque y se vuelva muy denso.

NO ABUSE DE LOS DESCONGESTIONANTES

Se utilizan gotas para la nariz para controlar las secreciones nasofaríngeas; sin embargo, los médicos no las recomiendan. Son muy efectivas en el caso de una infección del seno. Las gotas nasales o los aerosoles sólo deben usarse unos poços dias.

PIENSE EN SU ESTÔMAGO

Lo que usted considera que es una secreción nasofaringea excesiva puede realmente ser un reflujo esofágico, más comúnmente llamado acidez. Esta provoca los mismos sintomas que las secreciones
nasofaríngeas.

VIGILE LOS NIVELES DE ESTRÓGENOS

Los estrógenos afectan el revestimiento mucoso de la cavidad nasal. Algunos anticonceptivos orales son ricos en estrógenos. Si se incrementa la cantidad de estrógenos, el revestimiento nasal puede
hincharse más y producir un exceso de moco.

ANTIHISTAMÍNICOS

Generalmente no son tan buenos y producen somnolencia. Se recomienda el uso de un descongestionante común.

OTRA ALTERNATIVA

TENER A MANO EL “NETI”

Si usted desea una pureza absoluta en la nariz, haga lo que hacen los yoguis: use un pote de “neti” cada dia mezclado con agua salada para extraer la mucosidad de sus conductos nasales. El pote de “neti” se parece a una pequeña tetera con un largo cuello. Generalmente entran en él unos cuantos litros de agua. Los estudiantes de yoga creen que si se mantienen los conductos de aire del cuerpo
limpios, es decir sin moco seco, se aumenta la vitalidad de todos los sistemas. También atribuyen al “neti” la posibilidad de reducir los problemas de sinusitis causados por las obstrucciones nasales.

¿Cómo se usa un pote de “neti”?
Llene el recipiente con agua caliente y una pizca de sal. Intente que la proporción de sal y agua sean equiparables a la de sus propias lágrimas. Si la solución escuece, quiere decir que está utilizando demasiada sal. Incline la cabeza hacia un costado por encima dei lavabo, coloque el cuello del recipiente en una de las fosas nasales y vierta el líquido hasta que no quede nada en el recipiente. El líquido debe pasar por dentro hacia la otra fosa. Vuelva a llenar el recipiente, incline la cabeza hacia el otro lado e irrigue la otra fosa nasal. Seguramente necesitará tener un poco más de práctica para realizar este procedimiento correctamente. Cuando haya terminado, suénese la nariz insistiendo para que salga el aire libremente por ambas fosas nasales. Puede repetir este proceso 2 veces al día, si siente que es necesario. Los especialistas lo recomiendan y opinan que se trata de un procedimiento divertido y simple. Inténtelo hacer usted mismo si siente densa mucosidad en una de las partes más importantes de su cuerpo: la nariz. Cuando ésta se obstruye, todo su sistema se resiente.