Blog Section

Síndrome de raynaud

Síndrome de raynaud2 - Síndrome de raynaud


Se conoce como fenómeno de Raynaud a la aparición de episodios vasoespáticos isquémicos de las extremidades caracterizados por cambios de la coloración cutánea distal como cianosis o palidez
seguidas de rubor. Se denomina enfermedad de Raynaud la existencia del fenómeno de Raynaud sin una enfermedad asociada que lo explique, mientras que el síndrome de Raynaud es la situación en la
que el fenómeno de Raynaud se asocia a una patología que lo desencadena.

¿CUÁL ES LA CAUSA DEL FENÓMENO DE RAYNAUD?

Los médicos no están seguros de la causa exacta del fenómeno de Raynaud. Lo que saben es que episodios frecuentemente se disparan debido a bajas temperaturas y a veces por estrés emocional,
como nerviosismo o emociones fuertes. Hay muchas causas del fenómeno de Raynaud secundario, incluyendo inflamación de los vasos sanguíneos (llamado vasculitis) o bloqueo de los vasos.

¿COMO SE DIAGNOSTICA?

Para diagnosticar esta enfermedad, su doctor puede hacer lo siguiente:

• Interrogarle sobre sus síntomas.
• Hacerle un reconocimiento médico general completo.
•Tomar muestras de sangre para descartar otras condiciones que presenten síntomas similares.
• Examinar sus dedos bajo un microscopio especial para buscar anomalías de los vasos sanguíneos.
•Analizar su estado de salud durante varias visitas.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

El objetivo del tratamiento en personas con fenómeno de Raynaud es el de prevenir episodios de
cambio de color en los dedos de las manos y los pies durante la exposición al frío o a la tensión emocional, y en casos del fenómeno de Raynaud secundario, es el de prevenir daño a los tejidos. Se puede lograr esto protegiéndose del frío y evitando factores agraviantes, tales como fumar y sufrir excesiva tensión emocional.

En algunos casos, su doctor puede recetarle fármacos.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los episodios del fenómeno de Raynaud usualmente ocurren sólo una vez de manera intermitente y suelen causar daño permanente. Sin embargo algunas personas pueden tener episodios frecuentes y severos. Durante un episodio del fenómeno de Raynaud, los vasos sanguíneos de las áreas afectadas,generalmente los dedos de las manos y los pies se estrechan por poco tiempo. Este estrechamiento evita que la sangre fluya libremente al área afectada. Al disminuir el flujo sanguíneo, pueden notarse los siguientes síntomas:

• Cambio del color de la piel. Primero, la piel se torna blanca porque hay poca sangre en el área. Luego, se vuelve azul porque la sangre permanece estancada en los vasos sanguíneos debido a flujo inadecuado. Finalmente, la piel se torna roja o morada al volver la sangre a circular otra vez. Algunas veces la piel se puede tornar sólo blanca o azul.
• Entumecimiento, frió o dolor por el lento flujo de la sangre.
• Hinchazón, hormigueo, dolor, calor y/o punzadas al reanudarse el flujo sanguíneo. El fenómeno de Raynaud puede generar daño ocasional a la piel y los tejidos suaves de la parte del cuerpo afectada. Se pueden desarrollar llagas o úlceras, las cuales pueden infectarse y pueden tardar en curar. Además, puede haber desgaste de los tejidos de las terminaciones de los dedos y en casos muy severos del síndrome de Raynaud, pérdida de un dedo.

PROTÉJASE DEL FRÍO

Para evitar episodios del fenómeno de Raynaud, debe mantenerse caliente el cuerpo entero. Siga los siguientes consejos para evitar enfriarse demasiado:

  • Abrigúese, especialmente durante la temporada de frío y cambios de temporada.
  • Lleve capas de ropa holgada.
  • Use sombrero durante el frío, porque su cuerpo pierde calor por el cuero cabelludo.
  • Cubra su cara y orejas con una bufanda.
  • Lleve botas y zapatos que no creen problemas cutáneos por ampollas.
  • Use calcetines gruesos o varios calcetines.
  • Use manoplas (con los dedos juntos), son más calientes que los guantes.
  •  Mantenga siempre un suéter consigo, incluso durante el verano. Lo puede necesitar en edificios con demasiado aire acondicionado.
  • Ponga sábanas de franela o varias mantas en su cama. Use una manta eléctrica para calentar las sábanas antes de meterse en la cama, pero asegúrese de leer las instrucciones y seguirlas cuidadosamente. Si se le enfrían las manos o los pies mientras duerme, use guantes y calcetines.
  • Conserve la temperatura agradable en las habitaciones en las que más está.
  • Empiece a correr el agua de la bañera o ducha antes del momento de entrar para que el agua fría no le toque. Mantenga la puerta del baño cerrada de manera que el vapor caliente el cuarto.
  • Pida ayuda a familiares y amigos. En el invierno, por ejemplo, deje que alguien más salga a recoger el periódico, o encienda el auto si el día está frío.
  • Evite tareas domésticas que requieran poner sus manos en contacto con agua fría.
  • Lleve guantes gruesos o manoplas para abrir la nevera o el congelador tanto en casa como en el supermercado.
  • Use recipientes aislados, guantes o servilletas para coger bebidas o alimentos fríos.
  • Enjuague y pele las verduras con agua tibia en vez de agua caliente.
  • Aplique bolsas de agua caliente para complementar el uso de manoplas y ropa caliente.

PROTEJASE LA PIEL

La poca circulación puede resecar su piel. También puede hacer que cortaduras, grietas o llagas tar-
den más de lo normal en sanar. Las siguientes sugerencias pueden ayudarle a proteger su piel:

  • Use lociones a base de lanolina cada día en manos y pies para evitar que la piel se parta o griete.
  • Lávese con un jabón suave y cremoso. Limpie entre los dedos de manos y pies, pero no los remoje.
  • Examine, diariamente sus pies y manos para prevenir úlceras. Si se le hace una, manténgala limpia y cubierta. Vea al médico inmediatamente.
  •  Proteja sus uñas. Use una loción para mantener las cutículas suaves. Corte con precaución sus uñas y límelas en curva al ras de los dedos.

CUIDADO CON SUS ACTIVIDADES MANUALES

Sea precavido cuando haga actividades que ejerzan presión en las yemas de los dedos, tales como tocar la guitarra o el piano. Este tipo de presión puede causar que los vasos sanguíneos se estrechen,
disparando un episodio. Lleve ropa hecha de fibras naturales, como el algodón y la lana. Ellos aleja la humedad de su piel.

MEDICAMENTOS

La mayoría de las personas con fenómeno de Raynaud primario no requieren tratamiento medico, aunque muchas escogen tomar medicamentos durante los meses de invierno. Las personas con fenómeno de Raynaud secundario tienen riesgo de ulceraciones en las puntas de los dedos y tienden a tener una sintomatología activa durante todo el año. No hay medicamentos específicamente aprobados por la Administración de Fármacos y Alimentos para el tratamiento de esta enfermedad. Sin embargo, muchas medicinas empleadas para tratar alta presión o angina pectoris (dolor recurrente, usualmente en el pecho y el brazo izquierdo, causado por un repentino descenso de la presión sanguínea en el corazón) son efectivas y seguras para tratar el fenómeno de Raynaud. Estas incluyen bloqueadores de los canales de calcio como nifedipina, amlodipina, isradipina y otros. Los fármacos deben de usarse únicamente bajo supervisión médica. Algunos de estos medicamentos pueden tener efectos secundarios como dolores de cabeza, palpitaciones, pérdida de memoria o mareos o retención de fluidos. Consulte con su médico inmediatamente si experimenta alguno de estos efectos por el consumo de las medicinas o tiene preguntas sobre su uso.

INTENTE SUPERAR EL FRÍO

Entrene sus manos para que se puedan calentar en el frío utilizando la siguiente técnica. Elija una habitación que tenga una temperatura agradable y coloque sus manos en un recipiente con agua calien-
te durante 3-5 minutos. Vaya entonces a una habitación donde la temperatura sea muy baja y, otra vez, remoje sus manos en agua caliente durante 10 minutos. Normalmente el ambiente frío contraería sus vasos sanguíneos periféricos, pero el contacto con el
agua caliente los abre. Si usted entrena sus vasos sanguíneos para que se abran a pesar del frío, finalmente logrará contrarrestar el reflejo de contracción aun sin agua caliente. Este procedimiento fue
practicado 3-6 veces diarias en días alternos por 150 miembros del ejército. Después de 54 tratamientos, los resultados fueron sorprendentes: la temperatura de las manos era 4 °C más elevada en el frío que anteriormente.

MUEVA LOS BRAZOS PARA GENERAR CALOR

Puede conseguir que sus manos se calienten realizando el siguiente ejercicio. Imagínese que es un lanzador de béisbol. Balancee su brazo hacia abajo y hacia atrás del cuerpo, luego hacia arriba y hacia
delante, unas 80 veces por minuto (no es tanto como parece).
El efecto de molino de viento que se produce hace que la sangre llegue a los dedos por la fuerza de gravedad y la centrífuga.
Estos ejercicios son eficaces para los enfriamientos repentinos de las manos, cualquiera que sea su causa.

COMA ALIMENTOS RICOS EN HIERRO

El déficit de hierro puede alterar el metabolismo de la glándula tiroides, órgano que regula la temperatura del cuerpo. En un estudio se introdujo a 6 mujeres sanas en una cámara fría. Las mujeres que
habían consumido sólo 1/3 de la cantidad de hierro recomendada durante 80 días perdieron un 29 % más del calor corporal que las que habían seguido una dieta completa de hierro durante 114 días.

Otras Sugerencias

No fume. Fumar causa el estrechamiento de los vasos sanguíneos e incrementa los ataques del fenómeno de Raynaud.
Hable con su doctor acerca de empezar un programa de ejercicio aeróbico. Trate de evitar la tensión emocional. Consulte con su médico técnicas de relajación que puedan ayudarle a reducir su nivel de estrés. Dado que ciertos fármacos estrechan los vasos sanguíneos, siempre notifique a sus médicos que padece el fenómeno de Raynaud y hablen sobre las medicinas. Trabaje conjuntamente con sus doctores para determinar cuáles fármacos son los que más
le convienen.

Cómo Controlar un Episodio

Si tiene un episodio del fenómeno de Raynaud, mantenga la calma y caliente todo su cuerpo al resguardarse del aire libre o poniéndose ropa caliente. Después siga los siguientes pasos:

Caliente con cuidado los dedos de manos y pies tan pronto como pueda. Ayuda el poner las manos bajo los brazos. Mueva todos sus dedos. Muévase o camine alrededor para mantener la circulación de la sangre. Cuando sus manos empiecen a enfriarse, columpíelas como si fuera a tirar una pelota. Remoje los dedos en agua tibia (no caliente), hasta que recuperen su color normal. No use una botella de agua caliente o bolsa caliente, que le puede dañar la piel.

Los alimentos ricos en hierro incluyen las aves, el pescado, las carnes rojas magras, las lentejas y las verduras de hoja verde. También es muy recomendable el zumo de naranja, puesto que aumenta la capacidad del cuerpo para absorber hierro.

VÍSTASE CON LA ROPA APROPIADA

Para mantener el calor, usted se tiene que abrigar apropiadamente. Tiene que aplicar el sentido común. No obstante, con frecuencia las personas llevan guantes y botas, pero no usan ropas adecuadas para mantener la temperatura corporal.

ESCOJA TEJIDOS QUE PERMITAN LA EVAPORACIÓN DEL SUDOR

El sudor es un factor más importante que la temperatura en el enfriamiento de las manos y los pies. El sudor es el aire acondicionado del cuerpo, y puede funcionar en el frío si usted no es cuidadoso.

Las manos y los pies son especialmente susceptibles, ya que las palmas y los talones (junto con las axilas) tienen la cantidad mayor de glándulas sudoríparas del cuerpo. Los calcetines de lana gruesos
que usted se pone para mantener calientes los pies, en realidad, los enfría.

USE CALCETINES DE ALGODÓN Y FIBRA SINTÉTICA

Los calcetines que sólo contienen algodón pueden absorber el sudor y enfriar los pies. Se recomienda usar los que combinan algodón y orlón.

NO USE ROPAS CEÑIDAS

No debe llevar nada ajustado. Cualquier prenda ceñida puede obstruir la circulación y eliminar las bolsas de aire aislantes.

UTILICE VARIAS PRENDAS DE ROPA

Si va a salir al frío, lo más sensato es abrigarse con varias capas de ropa. Además de mantener el cuerpo caliente, ello permite quitarse parte de la ropa si la temperatura aumenta. El tejido en contac-
to con la piel debe ser sintético, como el polipropileno, que permite la evaporación del sudor. La mezcla de seda y lana también es recomendable. La capa siguiente ha de ser de un tejido que permita atrapar el calor, por ejemplo, una camisa de lana.

IMPERMEABILICE SU CUERPO

Escoja una chaqueta resistente a la humedad. Las botas resultan muy útiles para mantener los pies calientes y secos.

LLEVE SOMBRERO

El sombrero también lo ayudará a mantener los pies y las manos calientes. Su cabeza es el lugar del cuerpo por donde se pierde más calor. Los vasos sanguíneos de la cabeza están controlados por el
esfuerzo cardíaco y no se contraen como ios de sus manos y pies. Por lo tanto, si quiere que sus manos y pies se mantengan calientes, nuestros expertos recomiendan el uso de un sombrero, así como también el de guantes y calcetines.

USE GUANTES ESPECIALES

Los guantes que sólo tienen una división para el pulgar, son los mejores, ya que ayudan a conservar todo el calor de su mano.

PRUEBE EL POLVO PARA LOS PIES

No sólo la ropa ayuda a mantener el cuerpo seco. Los polvos absorbentes son excelentes para conservar los pies secos. Los diabéticos y las personas con trastornos vasculares periféricos deben utilizar polvos secos y evitar los que llevan un atomizador, puesto que la niebla que éstos desprenden puede congelar los pies.

NO FUME

Cada vez que encienda un cigarrillo las manos y los pies se le enfriarán. El humo del cigarrillo produce enfriamiento de dos maneras distintas. Por una parte, estimula la formación de placa en las arterias y. por otra, la nicotina provoca espasmos vasculares que estrechan los pequeños vasos sanguíneos. Estos efectos pueden ser particularmente graves en las personas que padecen el síndrome de Raynaud.

CONSERVE LA CALMA PARA CONSERVAR EL CALOR

Si está tranquilo, estará también caliente. ¿Por qué? El estrés causa la misma reacción en el cuerpo que el frío. Se trata de un fenómeno de lucha. El flujo de sangre hacia las manos y los pies disminuye para dirigirse al cerebro y los órganos internos, a fin de que usted piense y actúe con más rapidez. Existen muchas técnicas para calmarse. Las de relajación progresiva consisten en contraer y relajar sistemáticamente los músculos desde la frente hasta las manos y los pies. Este ejercicio puede practicarse en cualquier momento y lugar.

INGIERA UNA SUSTANCIOSA COMIDA CALIENTE

El mero hecho de comer provoca un aumento de la temperatura del cuerpo. A este proceso se le denomina termogénesis. Se recomienda comer algo caliente para alimentar el horno de su cuerpo antes
de salir al exterior. Un plato de cereales, una sopa rápida o una comida caliente mantendrán las manos y los pies con una buena temperatura aún en un clima riguroso.

BEBA EN ABUNDANCIA

La deshidratación puede empeorar el enfriamiento, llegando incluso a la congelación por reducción del volumen de sangre. Evite los enfriamientos fuertes bebiendo sidra caliente, infusiones de hierbas o caldos.

RENUNCIE AL CAFÉ

El café y otros productos que contienen cafeína contraen los vasos sanguíneos. Si usted padece el síndrome de Raynaud, lo último que desea es que algo interfiera en su circulación.

EVITE EL ALCOHOL

El alcohol calentará sus manos y pies, pero su efecto perjudicial es mucho mayor que este beneficio pasajero. El alcohol incrementa el flujo sanguíneo de la piel, brindándole la percepción inmediata
del calor. Pero éste se pierde muy pronto por el aire, reduciendo la temperatura de su cuerpo. En otras palabras, el alcohol causa más frío. El mayor peligro se produce cuando usted bebe una cantidad
pequeña de alcohol y se expone involuntariamente al frío durante un período prolongado. Esto puede provocar graves problemas, como congelaciones.